Decoración de inspiración natural con flores de Pascua. Las poinsettias brillan en todo tipo de estilos naturales.

  • News Categories
  • Notas de prensa
  • Temas
  • Usos

Madrid, 13 de octubre de 2020. Lo natural está de moda. El diseño de interior ha adoptado las plantas y los materiales naturales como accesorios para el hogar, creando así un ambiente agradable y acogedor que invita a relajarse. En otoño e invierno, la poinsettia o flor de Pascua se convierte en una joya esencial en el diseño de interiores. Las habitaciones invernales brillan con las brácteas de colores de esta impresionante planta. Los expertos de Stars for Europe apuestan por varios estilos en los que las poinsettias son la estrella del espectáculo.

Espíritu verde

Toma asiento y respira. El salón se está volviendo verde. Las plantas y los materiales naturales juegan un papel esencial en el estilo green living, que es tendencia. Un bosque en invierno ofrece a los amantes de la naturaleza un tesoro casi infinito de ramas, piñas y otros materiales naturales, tan populares como accesorios decorativos durante la temporada festiva.

   

Una mesa rústica de madera, paredes desnudas con colores sutiles y un abeto sin decorar, forman el telón de fondo de esta mesa festiva natural. Las joyas de la mesa son las poinsettias así como accesorios en tonos oro, rojo y plata.

Inspiración en tonos verdes con un toque vintage: tonos verdes suaves que tienen un efecto natural, calmante y crean un ambiente relajante. La poinsettia color crema aporta el contraste a esta naturaleza invernal.

   

Con esta guirnalda clásica de ramas de abeto decorada con piñas, el tono crema de las poinsettias le da un toque fantástico.

Los abetos junto al papel tapiz del bosque nos transportan al exterior y crean una sensación natural. Las poinsettias de color nieve colocadas en cestas de mimbre destacan aún más en esta época del año, mientras que las bolas de plata, las piñas y los regalos envueltos indican que se acerca la Navidad.

Una temporada cálida

Trae armonía a un hogar invernal de la mano de la calidez de la Navidad. Combina tonos cálidos y terrosos para transformar una habitación en un remanso de paz, que te invita a relajarte. Un centro de poinsettias color crema colocado en un nido de ramitas y flores secas forma una combinación preciosa y natural.

   

Una flor de Pascua en una simple maceta gris sobre una escalera de madera, a la luz de las velas junto con una corona de flores secas: esta combinación en tonos naturales tiene un efecto sutil e irradia calma.

Las flores secas están de moda. Los dibujos botánicos decoran las paredes así como las plantas vivas. En invierno, una poinsettia de color crema se mezcla con todo tipo de estilos y añade calidez a cualquier habitación.

   

Shabby-chic: las flores de Pascua brillan como un arbol de Navidad en una ventana de inspiración invernal. Colocadas en macetas, dentro de una bandeja de madera rústica y decorada con piñas, ramitas y una estrella roja, estas poinsettias son las protagonistas . Estos materiales naturales forman la escena perfecta.

Rubor navideño

Ya sea en moda, cosméticos o diseño de interiores, los tonos rubor están de moda. Desde octubre, las flores de Pascua en tonos cálidos como el albaricoque, el rosa o el salmón convertirán nuestro hogar en un lugar encantador, ofreciendo toques de color que funcionan bien en un entorno acogedor.

Como pieza central de decoración, las poinsettias colocadas sobre una bandeja vintage plateada llaman la atención y destacan el ambiente cálido y acogedor de una habitación.

Esta composición navideña luce mucho más que el pino verde estándar y es fácil de hacer. Basta con colocar una corona de espuma en una bandeja y decorar con velas, hojas de flores de Pascua cortadas, rosas, hortensias y ramas de bayas.

   

La hora del té en Navidad: Las cálidas flores de albaricoque se complementan a la perfección entre el bambú, ratán y muebles de mimbre, creando un ambiente acogedor.

Casa de campo

Estilo navideño para una casa de campo acogedora : desde los muebles de madera hasta un árbol de Navidad decorado con mucho amor; luces y poinsettias rojas, esta habitación irradia calidez e invita a relajarse y quedarse más tiempo.

En una antigua caja de madera, una mezcla de nueces con manzanas, mandarinas y poinsettias rojas crea un aspecto nostálgico.

El ambiente festivo se transmite en esta cocina gracias a las clásicas flores de Pascua rojas en varios tamaños, desde miniaturas hasta tallos altos.

Cuando las poinsettias son cortadas, sus coloridas brácteas lucen más. Este bonito ramo de poinsettias recién cortadas, juncos, sauce y varias flores secas está colocado en un jarrón de vidrio forrado con flores de paja secas.

   

Consejo: Inmediatamente después del corte, sumerja las superficies de los tallos de la poinsettia durante unos segundos, primero a 60 grados de agua caliente aproximadamente y luego inmediatamente en agua fría, a continuación, colóquelos en jarrones de flores llenos de agua.

Casa de campo natural con toque chic - vintage: este rincón de oficina está decorado con mucho cariño con piezas naturales, rústicas y accesorios cuidadosamente seleccionados. La pieza central es una hermosa poinsettia rosa.

   

Estilo Vintage: las hojas rojas de una pequeña poinsettia brillan detrás del cristal de un terrario antiguo. Utilice materiales naturales como la vegetación del pino y piñas como accesorios decorativos. En las casas de campo se respira un ambiente vintage chic: una cesta de impresionantes poinsettias rojas y un jarrón de flores secas y hierbas son la combinación perfecta para este antiguo jarrón de hierro fundido antiguo.