Notas de prensa

No solo para Navidad. Otoño mágico con poinsettias.

Barcelona, 13 de septiembre de 2019. Con su forma de estrella y sus brácteas iluminadas, la poinsettia clásica es una decoración ideal para cualquier habitación en las épocas de Adviento y Navidad. Pero lo que mucha gente no sabe es que con esta bonita flor también se pueden hacer decoraciones de otoño fantásticas.

En color salmón, amarillo, canela, rosado, blanco o albaricoque, las poinsettias transforman las habitaciones en oasis de relajación que hacen sentir bien a cualquiera.

    

Estas "estrellas de otoño" han inspirado nombres tan expresivos como "Autumn leaves", "Cinnamon Star", "Lemon Show" o "Wintersun". Sus brácteas provocan fuegos artificiales de colores y recuerdan el encendido de las hojas en los bosques de otoño. Incluso cuando no es época de Navidad, las variedades que no son de color rojo se presentan como plantas domésticas decorativas y muy diversas. Quedan muy bien para cualquier estilo de vida y proporcionan una atmósfera acogedora que hace sentir bien a cualquiera en los días más fríos y grises del otoño.

Una vez las semanas de Adviento han empezado, estas estrellas de colores simplemente se integran en las decoraciones de Navidad. Porque, a pesar de que el rojo y el verde siempre sean los colores clásicos de la Navidad, otras combinaciones se están haciendo también cada vez más populares. Ya sea en azul, plata y blanco; en lila, rojo y dorado o en pastel, cobre y negro. A día de hoy las combinaciones para la época de Navidad no conocen límites. Y gracias también a su increíble diversidad y versatilidad, la poinsettia ofrece una perfecta compañía ya sea en cualquier color del mundo.

A pesar de ser muy bonitas y versátiles, las poinsettias de colores inusuales siguen sin ser muy demandadas. Las poinsettias rojas son de lejos las más vendidas de todas, seguidas por las variedades blancas y de color cremoso, y luego vendrían las cultivaciones bicolores y moteadas, así como las poinsettias de color rosa.

Matices como los de color salmón, canela y amarillo, por otro lado, siguen sin jugar un rol muy importante. Cualquiera con un poco de afición por las poinsettias en los tonos de otoño no debería esperar mucho en hacerse con ellas, ya que estos colores especiales están normalmente disponibles al comienzo de la temporada y después solo de manera exclusiva en algunos centros de jardinería y semilleros. Las poinsettias de la familia de Princettia están disponibles un poco antes, ya que normalmente para septiembre ya están a la venta.

De hecho, en términos de cuidados para la planta, no hay mucha diferencia entre las variedades de poinsettias y las clásicas de color rojo. Todas ellas florecen bien en lugares luminosos y cálidos, a temperaturas de entre 15°C y 22°C, y siempre regándolas de manera regular y moderada con agua a temperatura ambiente. Además, todas ellas son muy sensibles al frío y a las corrientes de aire.