Notas de prensa

Coloridos regalos de bienvenida para cada ocasión

  • Notas de prensa

Barcelona, 25.11.2019. Si estás pensando en regalar flores en noviembre o diciembre, las poinsettias son la opción más acertada. Estas estrellas, de entre las flores de invierno, están en cualquier parte durante esos meses y son muy populares dada su amplia variedad de colores, patrones de crecimiento y tamaños. Si son cuidadas de manera apropiada, las poinsettias mantendrán sus decorativas y coloridas brácteas hasta bien entrada la primavera. Además, con la presentación adecuada, esta simple planta de maceta puede pasar de ser un pequeño guiño a un buen regalo tanto individual como personal. Aquí vienen diferentes ideas para regalar poinsettias con vitalidad.

Poinsettias en un recipiente de filtro de café

Atención garantizada: un recipiente encantador hecho de filtros de café y de hojas que guarda esta poinsettia clásica de color rojo, la cual tiene algo especial y se convierte en un regalo de bienvenida ideal.

Si se quiere hacer este arreglo a mano, se necesitarán: un recipiente para el modelado, una hoja de plástico, pegamento, filtros de café marrón, hojas de espinosa, ramitas de alerce y eucalipto, un adorno de Navidad y una poinsettia.

Y así es cómo se hace: se envuelve el recipiente para el modelado con una hoja de plástico. Luego, se barnizan con pegamento los filtros de café y se enganchan en el mismo recipiente en 4 o 5 capas. Entonces, hay que adornar el borde de arriba con las hojas centrales y asegurarlas con más filtros. Una vez todo esté seco, el recipiente para el modelado se puede quitar y se puede poner la poinsettia en el recipiente hecho con filtros de café. Importante: una bolsa resistente al agua alrededor de la

maceta de la planta y asegurada con cinta de goma prevendrá cualquier filtración de agua en el recipiente hecho a mano a la hora de regar la planta. Finalmente, se puede decorar todo con hojas de espinosa, ramitas de alerce y eucalipto, se añade un adorno de Navidad y ¡hecho!

Reciclaje: macetas viejas con nuevas túnicas

Muchas personas poseen más cosas de las que necesitan. Esto también se aplica a las macetas, que a menudo se acumulan en sótanos y garajes. En lugar de agregar aún más macetas nuevas a la colección, lo más lógico sería decorar las viejas de manera creativa y usarlas para las poinsettias que se quieran regalar. Además, hay un buen efecto secundario: los regalos hechos a mano son más personales y muestran a los demás que importan a la persona que lo ha hecho. Los expertos de Stars for Europe traen aquí dos ideas originales de reciclaje.

El primer arreglo de poinsettia es especialmente adecuado para los fanáticos de los estilos naturales y rústicos. La maceta se viste de madera noble, cuyas mitades inferiores se han sumergido previamente en una pintura roja. También hay una estrella de madera atada al costado de la maceta con una simple cuerda decorativa. Los conos de alerce, dispuestos ingeniosamente alrededor de la planta, hacen de esta bonita poinsettia el regalo perfecto.

En la idea de regalo número dos, los vendajes de yeso, el cordón de oro y el alambre decorativo dan a una maceta vieja una apariencia nueva y elegante. En esta apariencia sofisticada, las poinsettias de color crema muestran su belleza especialmente bien. Hacer esta decoración es fácil, incluso sin mucho talento artístico. Simplemente hay que sumergir los vendajes en

agua y envolverlos alrededor de la maceta vieja hasta que esta esté completamente cubierta. También se debe enrollar la cuerda y el alambre decorativo alrededor de la maceta todavía húmeda. Se deja secar y listo. Entonces, hay que colocar la poinsettia en el tiesto y agregar más adornos, según se desee. Una bola de bambú y algunas cintas pueden servir como decoración de un regalo que es tan elegante como personal y que seguro será bien recibido.

Regalar una poinsettia sin manualidades

No a todos les gusta trabajar con pegamento o pegamento caliente. Pero incluso aquellos a quienes no les gusta hacer manualidades pueden tener regalos originales de poinsettias, como muestran las siguientes ideas. En lugar de la maceta habitual, esta poinsettia de color crema se encuentra en una pequeña cesta decorativa. Gracias a las asas, este pequeño regalo también se puede colgar y, por lo tanto, es una opción perfecta, por ejemplo, como saludo de San Nicolás en la puerta. Cuidado: las poinsettias no toleran el frío o las corrientes de aire, por lo que la cesta no debe colgarse afuera de la puerta principal.

Otra buena alternativa para evitar tener que hacer manualidades es plantar los propios regalos de poinsettias. En el arreglo de la derecha, por ejemplo, tres poinsettias pequeñas de color crema se plantan en un pequeño recipiente dorado y se adornan con mucho amor con piñas y ramitas de abeto noble. Un pequeño y encantador regalo de bienvenida para invitaciones en la (pre) época navideña.