Notas de prensa

Un día especial para una estrella: Los consejos de belleza más importantes para las poinsettias

El 12 de diciembre es el Día de la Poinsettia, un día especial que cae casi dos semanas antes de Navidad, en honor a la indiscutible planta de culto de Adviento y Navidad. Como muchas otras tradiciones, este aniversario tan especial se originó en los Estados Unidos. Cada año desde 1852, los estadounidenses se han estado regalando Estrellas de Navidad en el Día de la Poinsettia.

Una mirada a la historia de estas bonitas plantas nos muestra cómo empezó esta tradición.

En memoria del descubridor a quien debe su nombre

El Día de la Poinsettia se remonta a Joel Roberts Poinsett, el primer embajador de los Estados Unidos en México. Estaba tan fascinado con las poinsettias que crecían en forma silvestre en Centroamérica que se las llevó de México a los Estados Unidos en 1828, enviándolas a amigos y a jardines botánicos de todo el país. La planta ganó reconocimiento rápidamente y en 1836 recibió oficialmente el nombre de "poinsettia" en memoria del hombre que la había "descubierto". Tras el fallecimiento de Poinsett el 12 de diciembre de 1851, el Congreso de los Estados Unidos declaró que, desde ese momento, ese día se celebraría el Día de la Poinsettia.

La ocasión perfecta para felicitaciones llenas de estrellas

Ya sea como un gesto de amor o amistad, como una disculpa, como un deseo de pronta recuperación, como agradecimiento o simplemente con cualquier otra excusa -hay muchas razones para premiar ese cariño con una sorpresa estelar. El Día de la Poinsettia es una buena ocasión para ello. Sus diferentes colores, formas y diseños aseguran que haya una flor para todos los gustos.

Sugerencia: un regalo personal rápido y fácil

Puedes convertir tu maceta de poinsettia en un regalo de Navidad personalizado con unos simples pasos. Un envoltorio original suele ser suficiente. Para aquellos a quien les gustan las cosas naturales, la maceta se puede envolver en papel de estraza. Una ramita de abeto con piñas decorativas y otras ramitas atadas con un cordel pueden servir como accesorios decorativos. Si le añades una nota escrita a mano, la convertirás en el perfecto regalo personal. También puedes usar papel de periódico o de regalo como alternativas para decorar la maceta.